Wiki Bosque y Cultura
Advertisement

Berberis microphylla, también conocida como Calafate, Michay o Mulun, es un arbusto endémico de Chile.

Lugar

Se encuentra frecuentemente entre las zonas de Curicó y Tierra del Fuego (VII a XII Región). También se encuentra en Argentina. En dichas zonas, se encuentra desde el nivel del mar hasta unos 2.500 m.s.n.m., es espacios con precipitaciones abundantes.

Sustentabilidad y usos

En Calafate no es un producto muy conocido a nivel nacional, pues solo un pequeño porcentaje de la población lo conoce como tal, por lo que no es un producto de uso masivo. Sin embargo, en los últimos años y a raíz de la potente emergencia en el mercado del cultivo, comercialización y uso de Berries, el calafate ha encontrado un nicho en donde posicionarse. Lo anterior se debe a sus múltiples beneficios comparativos por ser un producto natural y tener variadas propiedades.

Ahora bien, este arbusto también es objeto de recolección por pequeñas comunidades campesinas-rurales, quienes aprovechan todos sus componentes para diversos usos, entre los que se pueden mencionar sus flores, de color amarillas, las que son utilizadas como ornamento; los frutos de color violáceos, que son destinados a la gastronomía, repostería y, en menor medida, se produce licor (vino de calafate), a través de la fermentación del fruto; y por último se encuentran sus raíces, de las cuales extraen una sustancia colorante que permite ser utilizada como tintura. Los/as campesinos/as o lugareños/as que recolectan el calafate no sólo lo hacen para ser utilizado en el área doméstica/familiar, sino también es cosechado para ser vendido en los centros de acopio de dicho producto.

Este arbusto también es utilizado por sus propiedades medicinales, especialmente de carácter; cicatrizante, antibacteriano, anti-fúngico y antioxidante.

Unidad productiva

El cultivo y recolección comercial en gran escala de Calafate se lleva a cabo durante el llamado “trabajo estacional o de temporada” y la realizan mujeres y hombres, aunque estos últimos en menor número.

Cultura, creencia y prácticas religiosas

En la zona Patagónica Chilena y Argentina se extiende, entre sus pobladoras, pobladores y turistas la leyenda del árbol de Calafate. Dicha leyenda tiene dos versiones, ambas de origen Tehuelche. La primera hace alusión a una curandera que, durante el período de migración en busca de alimento, es abandonada hasta el final de la temporada La anciana espera hasta que llegue nuevamente la tribu de la que forma parte, para señalarles que nunca más la zona carecerá de alimento durante la época de invierno, por lo tanto no deberán migrar más. Tras decir aquello la anciana desaparece, y en su lugar aparece un árbol de ricos frutos y colores: era el calafate. De allí que “el que come calafate siempre vuelve”. La segunda versión cuenta la historia de dos tribus Selk’nam que se encontraban en conflicto. La hija e hijo de quienes eran enemigos se conocieron y enamoraron y tras fatídico hecho el brujo de una de las tribus, sabiendo que no podría separar a la joven pareja, decide convertir a la niña en un hermoso arbusto que conserva la belleza de los ojos negros de la joven, pero con espinas para que el enamorado no pudiera tocarla. Sin embargo su amor era tan fuerte que jamás se separó de la planta y murió a su lado. Por eso, toda persona que logre comer de dicho arbusto está destinada a volver a la Patagonia, pues no se puede separar del poder del amor que hay en el calafate. 

Referencia

Advertisement